Por @Wicho — 21 de Junio de 2021

Despliegue del Hubble – NASA
Despliegue del Hubble el 24 de abril de 1990 – NASA

El telescopio espacial Hubble lleva parado desde el pasado 13 de junio mientras la NASA intenta dar con el origen del fallo que hizo que se detuviera el ordenador que controla los instrumentos de a bordo. Ni los instrumentos propiamente dichos ni el ordenador principal del telescopio están afectados.

El Hubble tiene dos ordenadores primarios: el ordenador de vuelo y el que controla los instrumentos. El primero realiza los cálculos a bordo y maneja las transmisiones de datos y comandos entre los sistemas del telescopio y el control de la misión. El segundo controla los comandos recibidos por los instrumentos, formatea los datos científicos que obtienen y los envía al sistema de comunicaciones para su transmisión a la Tierra.

El ordenador de vuelo era originalmente un DF-224 de Rockwell, aunque durante las sucesivas misiones de mantenimiento del telescopio fue siendo actualizado. Y en la última fue sustituido por un Ordenador Avanzado (curiosamente la NASA no le ha puesto siglas) que asumió todas las funciones del DF-224. Basado en un procesador i486 a 25 MHz es 20 veces más rápido y tiene seis veces más memoria. Esto permitió aumentar el rendimiento del Hubble al trasladar algunas tareas informáticas al propio telescopio, así como usar lenguajes de programación más modernos.

El ordenador que controla los instrumentos, por su parte, es un NSSC-1, de NASA Standard Spacecraft Computer-1, Ordenador estándar de la NASA para naves espaciales 1. A diferencia del ordenador de vuelo no ha sido cambiado desde su lanzamiento.

Como es de rigor los dos ordenadores son redundantes. De hecho el Ordenador Avanzado contiene tres ordenadores independientes. Uno de ellos controla el telescopio y los otros dos pueden estar apagados, en reposo, o llevando a cabo tareas internas. El NSSC-1, por su parte, incorpora dos ordenadores independientes. Uno de ellos es el activo y el otro actúa como unidad de respaldo. Los dos NSSC-1 pueden acceder y utilizar cualquiera de cuatro módulos independientes con 64K de memoria. Sólo utilizan un módulo de memoria a la vez mientras que los otros tres sirven de reserva.

Y precisamente parece que el problema está en esos módulos de memoria. El parón del día 13 fue causado por problemas con el que estaba activo. Un reinicio –la solución cuasi universal– el día 14 no funcionó. Y la orden para pasar a uno de los otros tres módulos de memoria el día 16 tampoco funcionó. Igual que tampoco lo hizo un intento más el día 17.

Así que el equipo del telescopio sigue haciendo pruebas para recoger más información sobre el fallo y así intentar aislar su origen y poder volver a poner de nuevo en funcionamiento el ordenador remolón. Que al James Webb aún le falta. Y en cualquier caso no es un sustituto directo del Hubble.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD