Por @Wicho — 31 de Julio de 2018

Una reentrada controlada en la atmósfera el este de Nueva Zelanda a las 23:17, hora peninsular española, del 30 de julio de 2018 ponía fin a la misión de la cápsula de carga Cygnus OA-9E «S.S. J.R. Thompson».

Lanzada el 21 de mayo, permaneció atracada en la Estación Espacial Internacional durante 52 días, durante los cuales los tripulantes de la Estación retiraron de su interior los 3.400 kilos de suministros que llevaba y los sustituyeron por unos 3.000 kilos de materiales de desecho y ya no necesarios que se consumieron en la atmósfera junto con la cápsula.

Pero antes de su fin, y tras dejar la EEI, puso en órbita seis CubeSat, que se suman a los 15 que llevaba en su interior y que serán puestos en órbita mediante el dispensador de NanoRacks que hay en el laboratorio Kibo.

Durante esta misión la cápsula estrenó también un nuevo sistema de comunicaciones para vehículos visitantes e hizo una prueba para en el futuro poder ser utilizada para subir la órbita de la Estación.

La Cygnus NG-10E (el NG es de Northrop Grumman, la empresa que adquirió Orbital ATK durante la misión) tiene fecha de lanzamiento prevista el 17 de noviembre de 2018.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear