Por @Wicho — 24 de Octubre de 2018

Después de 148 encendidos de prueba el motor Vinci, que será el que utilice la segunda etapa del cohete Ariane 6, ha sido declarado listo para su uso.

Se trata de un motor que se puede encender y apagar varias veces en el vacío, lo que da al Ariane 6 la flexibilidad de llevar varias cargas para ser colocadas en distintas órbitas en un solo lanzamiento. Además es como tres veces más potente que el HM7B de la segunda etapa del Ariane 5, lo que le permite poner en órbita cargas útiles más pesadas.

La última prueba del Vinci duró 957 segundos con dos encendidos, pero ha sido sometido a pruebas de hasta 20 encendidos y 1.569 segundos de duración, ambos parámetros mucho más allá de lo que necesita para sus misiones, que prevén como mucho 4 encendidos y 900 segundos de ignición.

El Vinci en su elemento

Es un paso importante de cara a la entrada en servicio del Ariane 6, prevista para 2020 con el lanzamiento de dos satélites del sistema de navegación Galileo.

Por otro lado las pruebas del P120C, el motor de la primera etapa, y la construcción del complejo de lanzamiento para los Ariane 6 en Kourou progresan adecuadamente, así que por ahora lo de la entrada en servicio en 2020 parece perfectamente plausible.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear