Por @Alvy — 30 de Marzo de 2019

A veces los efectos más complicados se consiguen de la forma más sencilla, casi podríamos decir que de bajo presupuesto. En este caso en Macro Room muestran cómo con un mecanismo que hace dar vueltas a una cámara de alta velocidad mientras graba y objetos cotidianos se pueden conseguir escenas muy llamativas.

La cámara en cuestión es una fps4000 relativamente barata que graba a 4.000 fotogramas por segundo; el resto es agua con diversos colorantes, pintura, arena de colores y mucha paciencia para grabar toma tras toma e ir viendo qué queda mejor.

Personalmente me quedo con las secuencias del principio, que son más simples pero también coloridas e incluso un poco geométricas, casi como si estuvieran simuladas con un motor de física 3D de fluidos. Las secuencias del final tienen objetos más complicados, raros y extravagantes, pero como la simplicidad no hay nada.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


A Geek in Japan: Discovering the Land of Manga, Anime, Zen and the Tea Ceremony

EUR 20,36

Comprar


Apollo VII – XVII photography book

EUR 90,65 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección