Por @Alvy — 29 de Marzo de 2019

Me ha encantado este segmento de los Cazadores de Mitos en Science Channel donde intentan comprobar si –como en las películas– sería posible montar una barricada inexpugnable detrás de una puerta con lo que haya a mano, básicamente muebles diversos y cosas que puedan encontrarse por ahí. El mito queda derribado, aunque algunas técnicas lo sitúan finalmente en la categoría de «plausible».

El asunto es que todo depende de varios factores, entre ellos la resistencia de la puerta en sí, el número de muebles y su peso, lo rápido que se actúe e incluso el rozamiento con el suelo (no es lo mismo que sea de madera que de moqueta, por ejemplo). En las pruebas Rachel, Valerie y Jesse tienen 45 segundos para intentar protegerse con los muebles del decorado; compiten contra un mastodonte llamado Big Tommy que arrastra con todo a su paso. En la primera prueba no tiene ningún problema, la atraviesa cual afable testigo de Jehová a la hora de la siesta.

La mejor técnica resulta ser apilar pero con inteligencia, de modo que los muebles lleguen a hacer tope contra la pared opuesta… Por tanto el asunto también depende del tamaño de la habitación y su geometría. Desde luego yo no recuerdo haber visto esto en ninguna película de Hollywood, donde las barricadas se ven siempre bastante endebles. ¡Pero añaden emoción! Quizá de ahí la explicación de su «popularidad».

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear