Por Nacho Palou — 20 de Mayo de 2009

Afear la cámara
flamante PowerShot disfrazada de cámara de usar y tirar.
Fotos de Chris Conners

A Jimmie le robaron la cámara al poco de llegar a Río de Janeiro. Según le dijeron allí se cotizaban las cámaras digitales, aunque no las de película salvo que fueran réflex. De modo que adquirió una nueva cámara (digital) y la cubrió con cinta convenientemente guarreada con un rotulador negro. Con la misma cinta tapó la pantalla LCD posterior, de modo que en sus manos la cámara parecía una máquina de película barata y nada atractiva -con la que pudo hacer unas 5.000 fotografías durante su estancia en Brasil sin ningún percance.

(Vía múltiples: twitt de Chase Jarvis, Lifehacker, Make, Boin Boing,...)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Los secretos de la exposición fotográfica, edición revisada y ampliada

EUR 22,80 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Apollo VII – XVII photography book

EUR 47,50 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección