Por @Alvy — 11 de Enero de 2021

Hay gente que disfruta de una larga caminata en vez de viajar en coche, o de dibujar con pinceles en vez de tomar una fotografía con el móvil. En este tranquilo y relajante documental un grupo de gente analógica inmerso en el mundo digital de Sarah Reyes y Daniel Diernsky en Exploredinary explica por qué prefieren sus técnicas fotográficas a las alternativas más modernas.

Estos artesanos analógicos disfrutan eligiendo todos los materiales, dedicando tiempo a experimentar y probar con nuevas texturas sobre las que plasmar sus trabajos. Disfrutan de trabajar directamente con productos químicos, los efectos de la luz ultravioleta y de cada irregularidad del proceso. No es que odien los bits y los ajustes digitales, simplemente prefieren la alternativa.

En el caso de los que tienen un estudio fotográfico como negocio, dicen tener algo digital, pero también que «lo divertido es hacerlo en analógico». También hay quien dedica su tiempo a la restauración de fotografías antiguas –algo que hemos visto por aquí en muchas ocasiones–, una combinación de arte y técnica difícil de dominar.

Especial mención para los fans de la fotografía Polaroid instantánea, quienes se dedican a reparar esas legendarias máquinas con la que todavía muchos disfrutan para conseguir una fotografía diferente y, en cierto modo, más físicamente duradera.

(Vía @jlacort.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD