Por @Wicho — 18 de Noviembre de 2018

Gloria del piloto llegando a Madrid

A veces, cuando tu avión está a poca altura sobre las nubes y el Sol está al otro lado de tu ventanilla –porque vuelas en ventanilla, ¿no?– es posible ver una gloria del piloto. Se trata de varios anillos de color concéntricos en cuyo centro está la sombra del avión.

También se puede ver desde lo alto de una montaña o desde cualquier otro sitio que esté por encima de las nubes, como por ejemplo un puente que sobresalga por encima de un banco de niebla, aunque en este caso lo que se ve en el centro es la propia del observador o la del lugar desde el que está.

Pero sin duda el récord se lo lleva la capturada por Alexander Gerst desde la Estación Espacial Internacional a unos 500 kilómetros por encima de las nubes, aunque al estar tan lejos de ellas no se ve la sombra de la Estación:

Gloria desde a EEI

No está claro del todo como se forman estos anillos, aunque se piensa que es por una combinación de difracción, reflexión y refracción en las gotas de agua de las nubes. Pero molan todo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear