Por @Wicho — 14 de Enero de 2020

Kindle Oasis de 2019Estas últimas semanas he estado probando el Kindle Oasis de 2019. Es la tercera versión del modelo tope de gama de los lectores de libros electrónicos de Amazon. Pero, siguiendo la costumbre, se sigue llamando Kindle Oasis igual que las dos versiones anteriores.

Aunque en este caso quizás esté más justificado que nunca porque los cambios entre el Oasis de 2017 y el de 2019 son mínimos. Con unas medidas de 159×141×3,4-8,4 mm es una décima de milímetro más gordo por el lado de los botones y sigue siendo, con diferencia el más grande de los Kindles. En cambio con un peso de 188 gramos ha adelgazado seis respecto al modelo anterior. Conserva la certificación IPX8 del modelo anterior, lo que quiere decir que soporta una inmersión accidental en agua dulce a una profundidad de 2 metros durante 60 minutos.

Por lo demás la pantalla sigue siendo, igual de nuevo que en el de 2017, de 7 pulgadas con tecnología Paperwhite y E Ink Carta™, 300 puntos por pulgada, escala de grises de 16 tonos e iluminación. Aunque he de decir que de todos los Kindle que he probado la del Oasis de 2019 es la que más imagen fantasma deja al ir cambiando de páginas. No es muy intenta ni molesta, es simplemente una tenue sombra. Pero se ve. Se puede hacer que el Oasis refresque pantalla con más frecuencia, así que puedes hacer que se vaya antes. Pero insisto, no me parece preocupante.

El cuerpo es metálico y se ve muy sólido, aunque yo le pondría una funda porque en especial la parte trasera es una especie de imán de rayaduras. Está disponible en grafito o dorado.

Como ya es norma en los Kindle la pantalla es el interfaz principal de manejo del Oasis aunque también tiene botones físicos para cambiar de página, algo de lo que soy muy fan. Puedes escoger cuál de ellos avanza y cuál retrocede y el sensor de orientación hace que cambien según estés sujetando el Oasis con la mano derecha o con la izquierda. También tiene un sensor de luz para ajustar automáticamente el brillo de la pantalla.

Y como un Kindle es un Kindle es un Kindle es un Kindle su funcionamiento en cuanto a opciones de lectura, funciones extra como consulta de Wikipedia y diccionarios, sincronización de contenidos a través de la cuenta de Amazon del usuario y demás es igual al del Oasis original, así que a su reseña me remito en esos aspectos. Es cierto que con los años que han pasado hace las cosas un pelín más rápido porque lleva un procesador más potente pero creo que eso a duras penas lo puede notar nadie en el uso normal del dispositivo.

En cuanto a formatos, soporta el formato 8 Kindle (AZW3), Kindle (AZW), TXT, PDF, MOBI sin protección y PRC de forma nativa. Mediante la conversión adecuada también soporta HTML, DOC, DOCX, JPEG, GIF, PNG y PMP. Y luego está Calibre.

La carga sigue haciéndose, curiosamente, mediante un conector micro USB; quizás Amazon podía haber aprovechado ya para migrar a USB-C. La batería se carga en unas cuatro horas y según Amazon dura semanas. Pero como siempre es una estimación demasiado optimista o para quienes no leen mucho. Yo diría que nadie te libra de cargar el Oasis como una vez a la semana si le das medianamente a la lectura. Aunque eso también depende mucho del uso que hagas de la iluminación de la pantalla y de sus opciones de conectividad.

Una cuestión de color

Una de las grandes diferencias entre este Oasis y el anterior es que la iluminación de la pantalla corre a cargo de 25 ledes frente a los doce del de 2017, que a su vez mejoraba los ocho del Oasis original. Eso hace que la luz quede perfectamente distribuida por la pantalla sin que, al menos a mis ojos, se aprecien diferencias entre unas zonas y otras.

Y, sobre todo, y esta es la gran novedad del Oasis de 2019, se puede programar la iluminación de la pantalla para que se vaya volviendo más anaranjada (o amarillenta, según lo veas; Amazon dice que es ámbar) entre ciertas horas o que se active, por ejemplo, entre la puesta y la salida del Sol. El nivel de amarilleamiento es también ajustable. Este tipo de función, disponible cada vez más en otros dispositivos móviles e incluso ordenadores, ayuda a la hora de conciliar el sueño cuando se usan por la noche.

El Oasis de 2019 está disponible en tres configuraciones: 8 GB de almacenamiento y WiFi, 32 GB y WiFi o 32 GB con WiFi y 4G gratis. La primera configuración sale por 249,99 euros; la tope de gama por 399,99. Aunque si lo quieres en dorado sólo tienes la opción de 32 GB con WiFi por 279,99 euros.

Yo creo que el modelo de 8 GB es más que suficiente para todo el mundo, en especial porque si necesitas una conexión a Internet siempre puedes compartirle la del móvil. Además, aunque soporta audiolibros, que ocupan más, en la tienda española aún no están disponibles.

La duda, igual que ya me pasó en su momento con el Oasis de 2017 es si es lo suficientemente mejor que el Paperwhite, que tampoco está nada mal. Pero creo que en este caso, aunque el precio es algo elevado, la función extra de darle calidez a la pantalla sí puede ser un factor decisivo a la hora de escogerlo, en especial para quienes leemos de noche.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Disco duro WD My Passport 4 TB

EUR 109,79

Comprar


Fundas protectoras/bloqueadoras RFID para tarjetas de crédito (x5)

EUR 9,90 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección