Por Nacho Palou — 3 de Julio de 2018

Este vídeo de Jeb Corliss grabado en 360° con una cámara GoPro Fusion en una montaña rusa está "simplemente estabilizado durante el proceso de unión", explica.

El resultado sin embargo resulta entre curioso e inquietante —"como de una realidad alternativa", opinan en Mashable— debido en parte a la estabilización pero también debido a la unión casi perfecta que hay entre las dos imágenes de 180° que se graban por separado y se unen después para conseguir una única imagen de 360°, "esférica".

Por lo que explican en The Art Of Stitching Spherical Content el tipo de unión entre imágenes (stitching) que se consigue con la cámara GoPro Fusion es más efectiva y limpia gracias a que en esta cámara ambos objetivos están desplazados uno con respecto al otro.

Normalmente en este tipo de cámara de consumo los dos objetivos de 180° están uno justo detrás del otro, espalda con espalda. En cambio esta cámara esférica de GoPro es ligeramente asimétrica: "esta característica clave de la GoPro Fusion garantiza que se capturen los 360 grados en una escena determinada (...) Esta orientación de las lentes es más efectiva si consideramos el proceso de stitching posterior como parte de la ecuación. Cada objetivo en Fusion tiene un ángulo de visión algo mayor de 180°. La combinación del desplazamiento entre objetivos y de un campo de visión mayor de 180° grados es lo que hace posible crear una imagen esférica de alta calidad, inmersiva y sin uniones."

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear