Por @Alvy — 2 de Julio de 2018

En esta pieza de humor con estupendos efectos visuales se analizan las extrañas consecuencias que se derivan de uno de los problemas que más nos han reconcomido desde que los sables láser hicieron su aparición en Star Wars: ¿Cómo hacen para mantener una longitud exacta y razonablemente corta? ¿Por qué no son infinitamente largos, si son de «luz»? ¿Si se mantienen mediante un campo de confinamiento, cómo es que cortan los objetos al contacto, como si fueran mantequilla?

La respuesta técnica no se aclara en el vídeo –como era previsible y suele suceder en toda buena obra de ficción– pero parece claro que el mecanismo/regulador/trócola que limita la longitud del sable debe ser ajustable – o algo parecido. Y a veces funciona o a veces… no tanto, con resultados bastante desastrosos.

Mención especial a lo bien metidos en el papel que están los actores y al curro que se han pegado para editar todas las tomas con sables – que son la mayoría, claro. Hay otros vídeos divertidos en diversos estilos en el canal de YouTube de sus creadores: CorridorDigital.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear