Por @Alvy — 4 de Octubre de 2006

(Nota: Esta anotación habla de FON, que es una de las empresas en las que participo. Ver Full Disclosure.)

Alberto nos mandó hace unos días unas foneras para probar, dado que salieron a la venta hace unas semanas. Ayer que visité FON para una reunión general con Martín y compañía estuve charlando con algunos de los ingenieros y gente que ha estado involucrada en su desarrollo, comentando sobre el «cómo se hizo». La fonera es el resultado de muchos meses de trabajo de un gran grupo de gente. Es tecnología española (aunque se fabrica en China) y todo el mundo en la empresa está realmente orgulloso de eso. Está basada en todo lo que FON ha aprendido en el último año sobre hardware, software y los usuarios de las redes inalámbricas y el wi-fi en general. La fonera tiene también la denominación cariñosa de «router social» porque su función principal es compartir conexión en comunidad con otros usuarios.

FoneraPara quien no lo sepa, la fonera es básicamente un router wi-fi para la comunidad FON. Sirve para dar conexión a Internet inalámbrica a usuarios locales en casa o la oficina compartiendo la conexión de banda ancha (ADSL/Cable), ya sea en locales públicos, con vecinos o con la gente que pasa por la calle. Es un router wi-fi minimalista, muy barato, diseñado para funcionar con la comunidad de usuarios FON (todos los usuarios comparten su conexión, de modo que si tú compartes, puedes usar los puntos de acceso de otros a cambio.). El cacharro en sí me parece bastante bonito (ver fotos): pequeño, blanco, se esconde en cualquier rincón y viene preparado para montar en la pared. Incluye simplemente una toma de corriente, una conexión Ethernet y la antena (no he probado la distancia de cobertura pero me dijeron que más o menos igual que la de los conocidos routers Linksys, aunque se puede ampliar poniéndole otra antena exterior). La fonera se enchufa a cualquier conexión de red Ethernet, normalmente a alguna de las bocas libres de salida del router ADSL/Cable. Una pregunta típica es si reemplaza al router normal: la respuesta es «no», es un añadido a la instalación existente, como poner un teléfono inalámbrico adicional en casa.

La Fonera al lado del LaCie (para comparar tamaño)Después de enchufarla, la fonera está diseñada para funcionar prácticamente sola a menos que tengas una configuración de red especialmente extraña. Se puede mirar la guía de instalación en papel o usar el CD-ROM. Para redes complejas o para cambiar los detalles más técnicos y avanzados hay un manual completo y ayuda en la web, aparte de foros y correo para soporte técnico. Después de encenderla, accediendo a la zona de usuario se puede «registrar la fonera» que significa registrarse como usuario en FON (o utilizar una cuenta ya existente) e indicar los datos de posición en un mapa (dirección y posición).

Una de las principales características de la fonera es que separa las conexiones en dos redes distintas, denominadas «red privada»y «red pública». Como la seguridad es algo que preocupa a mucha gente, la red local y tus ordenadores van por la privada (con una contraseña WPA o WEP que tú eliges, o creando usuarios adicionales) sin limitaciones y el resto de la gente con la que se comparte conexión, por la pública (con sus identificadores de usuario FON). En el gestor de conexión se ven dos SSID diferentes, llamados MyPlace y FON_xyz que puedes renombrar a lo que prefieras. La fonera ya incluye la esperada función para elegir cuánto wi-fi quieres compartir, por ejemplo 512 Kbps ó 1 Mbps de tu línea de 2 ó 4 Mbps, o sin límite si te sientes más generoso.

En las pruebas