Por @Alvy — 5 de Agosto de 2018

Desde BricksBros Productions nos llega este simpático y estupendo vídeo que utiliza la técnica del time-lapse para contar «una historia corriente» de una forma tan peculiar – tanto que deja un poco despistado al cerebro hasta que el sistema visual encaja todas las piezas. Los objetos protagonistas son todos de Lego.

Tal y como cuentan en el making of de Lego in Real Life 3 en total hay 2.710 fotogramas grabados a 15 fotogramas por segundo; se dedicó un semana completa para rodarlo dedicando unas tres o cuatro horas diarias: 24 horas en total, aunque la «preproducción» comenzó un par de meses antes (y la idea viene de hace año y medio).

Primero se diseñaron en Lego todos los elementos (el bloque de madera, la sierra, regla, el pato, etcétera) y luego se fueron moviendo meticulosamente cuidando mucho la luz para que las imágenes quedarn perfectas. La cámara utilizada fue una Canon SL1 (con filtros y lentes Nikkor) conectada al software Dragonframe. El último paso: la edición del vídeo con mínimos efectos y el añadido de la banda sonora y los efectos, que se regrabaron completos para que quedaran perfectos.

Bonus: según cuentan, el pato de Lego es de hecho uno de los primeros kits que puso a la venta Lego, así que la película además sirve de homenaje.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear