Por @Alvy — 13 de Noviembre de 2009

Steve Buissinne @ Pixabay

Veamos,
Durante los últimos años, tu empresa ha estado gestionada por inútiles. No han conseguido que mejoren las ventas, se han embarcado en campañas publicitarias absurdas y costosas, han despedido a gente con experiencia y muy válida y cuando ha llegado la crisis los directivos no han tenido la menor idea sobre cómo reaccionar aparte de bajar los sueldos a los empleados. Sabiendo todo esto...
    Es más probable que...
  • (A) La empresa mejore sus beneficios
  • (B) La empresa mejore sus beneficios debido a que la economía en general mejore y se recupere

{ La solución, a continuación }

.

.

.

Solución oficial: (A). Es más probable que suceda lo primero («que en 2010 tu empresa aumente sus beneficios») a que suceda lo primero debido a lo segundo: la primera parte de esa pregunta es exactamente igual en ambos casos. (B) es un subconjunto de (A), de modo que siempre será menor y por tanto la probabilidad de que (A) suceda es mayor, pase lo que pase. (En A puede haber casos en los que la empresa vaya bien el año que viene a pesar de que la economía no se haya recuperado, aunque suene raro).

Lo interesante del asunto todo el enunciado previo es irrelevante; la pregunta que compara la probabilidad de dos conjuntos/casos es totalmente independiente de todo lo que nos hayan contado. Cambiando las preguntas por equivalentes se puede entender más fácilmente por qué A es más probable que B. ¿Qué es más probable...? ¿Que el año que viene mi empresa vaya bien? ¿O que el año que viene mi empresa vaya bien debido a que he lanzado una moneda y ha salido cruz?

El hecho de que mucha gente se confunda y no pueda calcular correctamente la relación entre las probabilidades de los dos casos se denomina efecto conjunción. Hace años lo expliqué en el blog en la versión más complicada que implica ordenar 7 respuestas en función de su probabilidad. El 80% de las personas se equivocan al hacerlo, incluso expertos en diversas profesiones donde este tipo de cálculos es importante (ingenieros, médicos, sociólogos, etcétera). El estudio original es de Daniel Kahneman y Amos Tversky. Me lo volví a encontrar recientemente en The Drunkard's Walk: How Randomness Rules Our Lives de Leonard Mlodinow, altamente recomendable.

En una prueba con una encuesta entre los lectores del blog tras casi 3.000 respuestas 1 de cada 3 personas no pudo calcularlo correctamente.

{Foto: Steve Buissinne @ Pixabay}

___

Si te gusta lo que has leído puedes invitar a un café. ¡Gracias!
Buy Me A Coffee. ¡Gracias!
___

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear