Por @Alvy — 14 de Agosto de 2005

Esta tarde han dado la noticia de una gran catástrofe aérea: 121 pasajeros, incluyendo 48 niños han muerto cuando un Boeing 737 que se dirigía de Chipre a Atenas se ha estrellado contra una montaña:

No hay supervivientes. Todo apunta a que el aparato sufrió un fallo en el sistema de refrigeración, que provocó la descompresión en la cabina y la pérdida de oxígeno. [20 Minutos]

Pero todavía no se conocen realmente las causas, aunque las teorías son a cual más extrañas: unas dicen que saltaron las mascarillas de oxígeno y que pudo ser por algún fallo en el sistema de aire acondicionado, lo cual tal vez dejó inconsciente tanto a pasajeros como a la tripulación. Por otro lado se dice que los dos pilotos ya no conducían el avión, y esto es porque había varios F-18 Hornet escoltando la aeronave (!!) tras entrar en espacio aéreo Griego sin que los pilotos contestaran por radio. Los pilotos de los F-18 dijeron que vieron a alguien intentando tomar el control del avión en la cabina, pero que no se sabe si eran secuestradores, otros tripulantes o pasajeros.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear