Por @Wicho — 13 de Agosto de 2004

Tim Wu comenta en el blog de Lawrence Lessig como en un concierto de Black Eyed Peas se organizó un follón a la entrada cuando al público no se le permitió la entrada con teléfonos móviles que tuvieran cámara.

Las opciones eran dejar el teléfono a la entrada o irte a casa, a instancias de la RIAA y de unos enormes carteles que decían

Absolutely No Cameras.
Vale que intenten defender los derechos de sus representados, pero a nadie con dos dedos de frente se le ocurriría pensar que esta prohibición puede incluir los móviles con cámara.

Fotografiar un concierto es muy difícil, aún usando una cámara y objetivos medianamente decentes; pensar que alguien puede sacar dinero a fotografías hechas con un móvil es ridículo, aunque claro, tampoco es la primera vez que la RIAA hace cosas ridículas.

(Vía MobileTracker.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

I Concurso Desarrollo Low Code para flexygo Marketplace


1 comentarios

#1 — Javier Penalva

vaya una tonteria. mal camino llevan con esa actitud. En vez de centrar sus energia en esas tonterias, mas vale que tomaran ejemplo de otros grupos que no ponen pegas a que se tomen fotografias incluso de calidad en sus conciertos. Yo creo que junto a la musica, es otro aliciente para caer en la tentacion de ir a ver ese concierto.

Como ejemplo, las fotos de la gira de U2 en Europa:

Pool de la gira de U2 en Flickr


PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Del mito al laboratorio

EUR 17,95 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Homo Deus: Breve historia del mañana

EUR 12,34

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección