Por @Alvy — 7 de Agosto de 2018

Este vídeo del New York Times sobre el sistema de vapor de la ciudad de Nueva York deja ver los entresijos de la que es la mayor red de vapor urbana del mundo: unos 160 kilómetros de tuberías que sirven a unos 2.000 edificios en todo Manhattan.

Esa energía en forma de vapor se utiliza principalmente como calefacción pero también para enfriar (aire acondicionado y cámaras frigoríficas) y otras funciones, incluso como vapor para «limpiar y desinfectar» – de hecho en el vídeo se ve cómo lo usan en lavaplatos industriales y para limpiar la ropa.

Es un sistema tan poco habitual fuera de Nueva York con excepción de algunos países nórdicos de Europa que en el resto del mundo nos parece sumamente extraño – es raro incluso para gente que lleva años viviendo en la propia ciudad. Además resulta un tanto primitivo, se diría: calentar agua y llevar el vapor por grandes tuberías desde edificios centrales generadores (hay una decena en toda la ciudad) hasta los lugares en que se utilizará, con las consiguientes pérdidas –y peligros– y todo el mantenimiento que eso conlleva.

En el vídeo pueden verse las instalaciones de ConEd (abreviatura de Consolidated Edison) y se explica algo sobre las ventajas de la cogeneración que utilizan: generar energía eléctrica y térmica a la vez, lo que reduce en parte ciertas emisiones contaminantes.

Esta tecnología también tiene cierto peligro: las explosiones no son frecuentes pero se dan de vez en cuando. En el vídeo se ve la explosión de 2007 que fue bastante espectacular y que mató a una persona de un ataque al corazón. Luego hubo otra terrible en 2014 en East Harlem con ocho muertos y una más en 2015 East Village con dos muertos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear