Por @Alvy — 17 de Junio de 2009

Entrañable anuncio de televisión de 1956, protagonizado por la computadora UNIVAC I, uno de los primeros ordenadores que se puso a la venta comercialmente. Tan potente, tan potente, que aquellos tubos de vacío del «gigantesco cerebro electrónico» te rellenaban casi por arte de magia los cheques de las nóminas. Era capaz de alcanzar la increíble velocidad de 8.000 cheques por hora «con su impresora de alta velocidad». Pesaba 13 toneladas.

(Vía Bleat.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Desarrolla más rápido con Xojo