Por @Wicho — 18 de Enero de 2022

Reseña spoiler free más allá de lo que ya habrás visto en el tráiler.

Veinte años después de su estreno Lana Wachowski, junto con Aleksandar Hemon y David Mitchell, se ha atrevido a revisitar el universo de Matrix con el que ella y su hermana nos sorprendieron en 1999. Y aunque no era una tarea fácil Matrix Resurrections consigue que quienes vimos con creciente consternación el estreno de The Matrix Reloaded y de The Matrix Revolutions nos podamos sentir reivindicados. Sin necesidad de recurrir a un «serranismo¹» ni de hacer un reboot en el que las dos películas desaparecen; consigue devolvernos a un concepto similar al de la película original a la vez que incorpora elementos de las otras dos películas para que no queden en el olvido. Y eso es de agradecer.

Lo hace, además, riéndose mucho de las sagas de series, películas y juegos y de la más que evidente falta de imaginación que muestran los estudios y su empeño en estirar el chicle de una buena idea muchas veces más allá de lo que hubiera sido prudente; incluso se ríe explícitamente del universo Matrix y de Warner Bros., de hecho. Y eso es siempre de agradecer. La escena post créditos es muy, muy buena en esa línea.

Pero no por ello faltan las conversaciones acerca del libre albedrío o acerca de lo que es la realidad ni las escenas de acción que esperamos de las películas ambientadas en el universo de Matrix. Así que ahí la película pisa en terreno firme. Aprovecha también para empoderar –más– a algunas de las mujeres de la saga, y eso también es de agradecer.

A cambio, eso sí, a mí me ha faltado la sensación de asombro con la que vi la primera película. Así que se me ha hecho un poco larga porque es más de lo mismo por mucho que fuera lo que yo esperaba y deseaba. Aunque tiene momentos muy brillantes e inesperados como el discurso del merovingio.

Pero sí, merece la pena verla. En especial por el yuyu que dio en su momento su anuncio. Sólo espero que, de una vez, dejen descansar una buena idea que fue masacrada para luego ser resucitada.

_____
¹Todo era un sueño. En el caso de Los Serrano de Diego Serrano, no de Neo.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

CEV: Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma