Por @Alvy — 11 de Diciembre de 2017

Este cubo de Rubik de 33×33×33 es tan grande como titánicamente cafre: fabricado con 6.153 pequeñas piezas su precio es de unos 15.000 euros, pero no basta con soltar la pasta: encima hay que esperar 3 meses a que lo impriman en 3D (25 horas) y te lo monten (200 horas). Lo venden en Oliver Stickers.

El colmo es que sus caras ni siquiera parecen girar muy bien y hay que manejarlo con un refajo para que no se rompa. Además dicen que el pestazo que sueltan los productos químicos que hay que usar tira para atrás y que después de manejarlo un poco acabas con las manos negras. ¡Todo por la causa rompecabecística!

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


Blood, Sweat, and Pixels: The Triumphant, Turbulent Stories Behind How Video Games Are Made

EUR 10,22

Comprar


Exploding Kittens

EUR 24,99 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección