Por @Alvy — 10 de Mayo de 2020

Como en el chiste del meme, este robot que no hace nada es una unidad Spot –de las que hemos hablado por aquí más de una vez– diseñada «un poco para todo». En este caso pasea por el parque Bishan-Ang Mo Kio de Singapur, recordando a la gente la importancia de mantener la «distancia social» mediante un mensaje grabado que suena desde el altavoz que lleva incorporado.

Eso sí: no hace nada de nada más allá de eso y de servir de recordatorio de un futuro distópico al estilo Black Mirror. Aunque lleva cámaras incorporadas con las que reconoce el entorno y puede estimar cuánta gente hay en el parque, no hace nada más con ellas: no reconoce rostros, ni personas concretas, ni mide las distancias (ni ataca, ni pone multas).

Como los sentimientos que siembra entre la gente van desde el acongoje a la sorpresa, y para evitar que pueda suceder cualquier tipo de desmadre, el perro-robot va siempre acompañado de un operador que se mantiene cerca y alerta. De modo que, si lo piensas, la cosa no es precisamente el futuro sino más bien un mero experimento porque para ese viaje y dar unas voces con altavoz no hacían falta tantas alforjas robóticas.

(Vía The Strait Times.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


The Virtual Community: Homesteading on the Electronic Frontier

EUR 30,98 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Code Name Ginger

EUR 26,50

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección