Por @Wicho — 17 de Octubre de 2018

Spot, el perro robot de Boston Dynamics, ha pasado ya por varias encarnaciones con y sin cabeza, aunque ahora en vez de cabeza tiene un brazo terminado en una mano que tampoco deja de parecer en ciertos momentos una cabeza al final de un largo cuello.

No tengo muy claro qué utilidad pretenden darle, pero sí tengo claro que con este vídeo lo que pretenden sus fabricantes es humillarnos a los numerosos humanos que somos incapaces de bailar con la gracia con la que lo hace Spot.

Una prueba más, por si hiciera falta, de que el valle inquietante está cada día mas cerca.

(Gracias, Win).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear