Por Esther — 24 de Enero de 2010

incendios.jpg
Los incendios de Córcega, obtenidos por el satélite Spot. Imagen: Astrium.

Cartografiar una zona incendiada identifica los daños y puede ayudar a regenerarla más rápido. El proyecto europeo Risk-EOS usaba imágenes obtenidas por sátelite y Astrium perfeccionó el sistema. En los incendios de más de 5 hectáreas, los usuarios informan a Infoterra y tres días después, proporcionan una comparativa antes y después del incendio.

Esta comparación aporta datos sobre el suelo, el agua y la vegetación y permite determinar el estado de la biodiversidad y marcar prioridades. Por ejemplo, qué repoblaciones son más necesarias. También es preventiva, ya que señala las zonas más vulnerables al fuego.

(Vía Physorg)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo