Por @Alvy — 7 de Noviembre de 2018

La gente que está detrás de Spectrum Archive, con Thomas Witherspoon a la cabeza, está trabajando en un colosal proyecto consistente en preservar el espectro de radio al completo a lo largo del tiempo. Para entenderlo sería como crear un archivo de las emisiones de una emisora de radio grabándola las 24 horas del día… pero con todas las emisoras de radio a la vez, grabando las frecuencias del espectro electromagnético en que operan las emisoras. De este modo cualquiera podría en el futuro acceder al archivo, elegir un día y una hora y escuchar qué se estaba emitiendo en ese momento en cualquier emisoras. Sería una especie de «máquina del tiempo» para la radio.

Esta «magia» se hace utilizando una aplicación llamada Software Defined Radio que en apariencia es como un sintonizador normal y corriente y toma como fuente los datos en brutos de la grabación del espectro. El software de la demo se llama HSSDR y su página web puede encontrase además una lista del hardware en forma de receptores de radio y antenas más adecuados para grabar el espectro al completo desde cualquier lugar – dado que las emisiones tienen cierto alcance y de un sitio a otro cambian las emisoras que pueden recibirse. Los aficionados solían llevan décadas haciendo estas grabaciones en todo el mundo en el más puro estilo hackeril: para encontrar «cosas interesantes», descubrir nuevas emisoras y cosas así.

La misión del Spectrum Archive es grabar todo el espectro para la posteridad –idealmente de forma colectiva y en diferentes lugares– en especial durante momentos críticos, por ejemplo cuando se producen eventos importantes o históricos por cualquier razón. Luego hay que preservar toda esa información e incluso poco a poco se pueden ir curando e integrando grabaciones antiguas de hace años o décadas (la demo es del 1 de mayo de 1986, el día del desastre de Chernobyl, cuando empezaban a filtrarse las noticias).

Finalmente la idea sería liberar ese contenido para que cualquiera pudiera usarlo: historiadores, investigadores y público en general. Según cuentan en Spectrum, que es donde descubrí este proyecto, están trabajando con otros modernos héroes de la Internet, la gente de The Internet Archive, para colaborar en esta labor.

Como es fácil de imaginar, tamaña misión tiene sus problemas. El primero es de almacenamiento: una grabación de 60 minutos de todo el espectro de radio de la banda AM (500-1700 kHz) ocupa unos 60 GB por hora; eso son casi 1,5 terabytes diarios. Esto es caro y preservarlo para el futuro, más todavía. Además a día de hoy no hay un sólo estándar o forma de grabar todo el espectro, aunque aseguran estar trabajando ya en software específico para ello y documentando todo el trabajo.

Desde luego es un trabajo encomiable, digno de Hércules, que sin duda será muy apreciado por generaciones futuras, en especial consiguen que el público pueda acceder, colaborar con nuevas grabaciones y ampliar el registro a todo el espectro de señales públicas (AM, FM, TV) que atraviesan el aire hasta llegar a nuestros receptores.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear