Por @Alvy — 7 de Noviembre de 2018

Niklas Roy nos escribió para contarnos que ha realizado esta instalación titulada Wasserorgel von Winnenden (el Órgano de agua de Winnenden) en la ciudad del mismo nombre de Alemania. Se trata de un teclado que va conectado a unos tubos de agua a presión para tocar música al mismo tiempo que se lanzan chorros de agua y encienden luces de colores. Tanto el vídeo como la historia de du diseño y construcción son preciosos.

La gente puede tocar música directamente con el teclado o –si no pasa nadie por la calle– el órgano toca fragmentos de música aleatoria por sí solo (lo que se denomina «modo atracción»). La música que se toca queda grabada y se puede oír luego repetida, porque se almacena en una memoria SD. En la página del proyecto hay mucha más información. Además es libre y cualquiera puede descargar los esquemas electrónicos, las plantillas de las piezas y demás para hacer lo que quiera con ello.

El montaje es tremendamente ingenioso y tiene bastante tecnología detrás: el corazón es un Arduino MEGA 2560 al que se une la electrónica de un sintetizador MIDI y un teclado impreso en 3D. Hay relés para controlar los mecanismos de presión que hacen salir el agua, cables por todos lados para llegar hasta las luces y todo está construido de forma sólida y robusta para soportar la dureza de estar en mitad de la calle con gente de todo tipo toqueteándolo todo el día (y la noche). Además es resistente al agua.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear