Por @Wicho — 7 de Septiembre de 2005

TheTippingPoint.jpgThe Tipping Point. How Little Things Can Make a Big Difference. Malcolm Gladwell. Back Bay Books, 2 de enero de 2002. ISBN: 0316346624. Inglés. Edición en español: La clave del éxito]

En ocasiones, sin que nadie sepa muy bien por qué, algo se pone de moda y de repente arrasa, sin necesidad de grandes campañas de publicidad ni nada parecido; el autor usa los zapatos Hush Puppies como ejemplo, pero uno más reciente y que seguro que recuerdas puede ser el de El Código da Vinci.

En otras ocasiones, un pequeño cambio en la actitud de la gente o de los responsables de algo como el metro de Nueva York provocan grandes cambios mucho más allá de lo previsible en cuanto al nivel de seguridad de este o en cuanto al nivel de adopción de la costumbre de fumar por parte de los adolescentes.

Estas cosas suceden así, o al menos eso es el planteamiento del autor en este libro, porque las ideas, productos y mensajes son como epidemias y se transmiten como un virus, y si encuentran las condiciones adecuadas en la forma de ciertas personas capaces de procesar y transmitir esa información o idea, si son «pegajosas» y la gente se queda con ellos, y el contexto es el adecuado, de repente alcanzan un punto en el que explotan, la frontera del éxito o el «tipping point» del título, y entonces deja de estar en manos de sólo unos cuantos para convertirse en un fenómeno de masas, con resultados más espectaculares que la más cara campaña de publicidad o concienciación «tradicionales» que se pudiera haber puesto en marcha con el mismo objetivo.

Siempre con ejemplos en los que apoyar la exposición para hacerla más entretenida y así no limitarla sólo a estudios científicos y estadísticas, el autor va exponiendo detalladamente estas condiciones necesarias para que algo alcance su «tipping point», describiendo los distintos tipos de personas de los que habla, qué tiene que tener una información para ser pegajosa y la influencia del contexto en todo el proceso, aportando al final una forma diferente de ver muchas cosas y procesos cotidianos, lo que siempre es de agradecer, la compartas o no.

Decididamente, Gladwell se afianza en nuestra lista de autores recomendados.

  • Palabras poderosas, unos párrafos del libro que demuestran el poder que tienen algunas palabras.
  • gladwell dot com, la web del autor con muchos de sus artículos para The New Yorker.
  • Blink, su otro libro, que trata sobre cómo tomamos decisiones instantáneas, y que personalmente me ha gustado más que este.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

10 comentarios

#1 — elsatélite

Tal vez no te interese mucho Wicho, pero me he fijado en que soléis cuidar la gramática y la ortografía de los artículos, así que sólo una "cosilla": "A nivel de..." es una expresión directamente traída del inglés que en teoría, en castellano, debería simplemente significar "en el mismo nivel que" o "a la altura de". Nos hemos acostumbrado a oírlo y a que suene incluso moderno/científico/importante pero tal como lo usamos generalmente puede sustituirse por algo tan simple como "en" o "entre".

Espero que no te moleste el apunte.

#2 — Anonymous

dios! Cómo puede columpiarse una tanto!. Excúseme Wicho por el apunte. Mil perdones. Eso me pasa por leer, de forma subconsciente, a la caza de errores lingüísticos. La expresión, en ese contexto y empleada como "al nivel de seguridad..." es totalmente correcta. Aunque bueno, bien mirado, el comentario anterior puede servirle a alguien que abusa del "a nivel de..." como si se tratara de la última expresión de moda.

Tengo que hacerme mirar estos ojos diagonales.

Lo siento.

#3 — Wicho

Está vd. más que disculpada; es un placer leer a alguien que para variar se preocupa del lenguaje.

#4 — Antonio

Este es quizá el libro de cabecera en la empresa en que trabajo. De todas formas, empieza muy bien pero la segunda mitad es un tanto pesada y repetitiva. Aunque siga siendo recomendable.

#5 — ricardo

Hablas de "...la influencia del contexto en todo el proceso". Es uno de los puntos mas importantes, y sobre todo en una sociedad donde los pioneros recurren cada vez mas a medios de informacion no tradicionales y de aquellos que consideran sus "iguales". Es decir, el boca a boca de siempre, pero a lo bestia. Y sin el entorno de una confidencia o comentario en una charla en directo, sino desde y a cualquier lugar del planeta.

Asi tenemos fenomenos globales de moda como el iPod que no responden de forma fundamental a una gran campaña de publicidad sino a un desmesurado "tienes que probarlo, es muy bueno".

#6 — Wicho

Sí, por ahí van los tiros.

#7 — Alvy

A mi el libro me gustó mucho, no pude hacer la reseña en su día pero suscribo esta. Me gustó mucho cómo explica el papel de los «expertos» o «recomendadores» (Mavens) en todo el proceso. Realmente esa gente existe y es identificable, todos tenemos un amigo así.

Sobre todo a mi me gusta los ejemplos tan mundanos y sencillos de entender que utiliza.

Entre este y Blink! no sabría con cual quedarme, ambos son geniales.

#8 — Luis Rull

La idea de la influencia del líder de opinión no es nueva, pero para no ponernos pedantes, está demostrada por lo menos desde Lazarsfeld y amiguetes en 1944 (Lazarsfeld, Berelson and Gaudet (1944), The Peoples Choice), aunque aplicado a las elecciones.

Tampoco es nueva la idea de la transmisión por las estructuras, esto es los agregados de las relaciones de la gente: los amigos (desconocidos para mí) de mis amigos, y sucesivamente. Se ha estado trabajando en la transmisión de enfermedades, mensajes y demás desde hace mucho tiempo. De eso va el análisis de redes sociales, una disciplina académica en auge pero con ya con bagaje. (Podéis visitar http://www.redes-sociales.net/)

Admito que el libro está bien escrito y que es ameno, pero no es más que buena divulgación. Hay mucha más tela que cortar.

#9 — Wicho

#8 -...no es más que buena divulgación.

¿Y te parece poco?

Nadie dice que Gladwell sea el padre de las ideas que explica en el libro, pero saber contar estas y otras cosas de forma amena y asequible es todo un logro.

La divulgación es un arte que no todo el mundo domina.

#10 — Luis Rull

Probablemente debería haber quitado la palabra "más".

A mi me gustó cuando lo leí, pero, al dedicarme al tema, tampoco me dijo tantas cosas nuevas. Yo lo he recomendado a mis alumnos muchas veces.