Por @Alvy — 18 de Marzo de 2015

Desde el departamento de conocimientos-útiles-que-nunca-sabes-cuándo-podrás-necesitar en este caso en nos llega una utilidad para escapar en caso de tener las manos atadas con la pegajosa, resistente e indestructible (¡ja!) cinta americana.

El truco demuestra que no siempre es cierto aquello de más vale maña que fuerza, sino más bien al contrario. Me recordó a la solución para escapar de unas bridas (latiguillos) de plástico, que en lo básico es la misma idea.

Más escapes y habilidades para este mundo convertido en jungla:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear