Por @Wicho — 15 de Diciembre de 2022

Airbus está en pleno proceso de certificación del A321XLR, que con un alcance de 8.700 kilómetros se convertirá en el avión de un solo pasillo de más alcance del mundo. Esta semana han hecho una demostración de su poderío con un vuelo de 13 horas y cuarto y 8.700 kilómetros de distancia recorrida.


Hasta ahora el A321LR era el modelo con más alcance de la familia, pero el XLR le saca unos 1.300 kilómetros de ventaja. En la foto, un A321LR aterrizando en Londres procedente de Boston, un vuelo de «sólo» 5.250 kilómetros – Wicho

Pero más que para demostrar el alcance del avión el vuelo tenía como objetivo comprobar el funcionamiento de su sistema de combustible. Y es que para llegar a esos 8.700 kilómetros el XLR incorpora un depósito extra de combustible en la parte trasera del fuselaje con sus correspondientes bombas, conductos y demás accesorios. Su gestión implica también cambios en el software de los ordenadores de a bordo.


Instalación del depósito extra en uno de los prototipos del A321XLR – Airbus

Así que con los depósitos llenos a tope el avión y su tripulación se pusieron manos a la obra. Estuvieron en el aire hasta que el nivel de combustible en los depósitos llegó a su mínimo legal. Eso les permitió comprobar que todas las indicaciones a la tripulación, transferencias de combustible entre depósitos para mantener el centro de gravedad, gestión de su temperatura, y demás detalles a comprobar funcionaron correctamente.

Claro que con tantas horas que matar en el aire también aprovecharon para dibujar un enorme XLR de 500×150 kilómetros sobre el golfo de Vizcaya. Y es que al final sobrevolaron nueve países distintos durante el vuelo.

El programa de vuelos de certificación está siendo llevado a cabo tres prototipos de nueva construcción y un A321neo, el D-AVXB, al que se le instalaron algunos sistemas y componentes del XLR. El vuelo del que hablo aquí lo hizo el F-WXLR, el primero de los prototipos, que monta motores CFM LEAP-1A. El segundo prototipo, el F-WWBZ, monta motores Pratt & Whitney GTF. Eso permite a Airbus preparar la certificación de ambas motorizaciones a un tiempo. Los dos montan un montón de sensores y puestos de trabajo de ingeniería a bordo para los vuelos de prueba. El tercer prototipo, el F-WWAB, no monta tantos sensores ni los puestos de trabajo porque está pensado para evaluar la cabina del pasaje.

El objetivo es que el 321XLR entre en servicio en 2024.

(Algunos datos vía Fligthradar24).

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear


PUBLICIDAD



Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro