Por @Wicho — 12 de Diciembre de 2019

Beoing 737 MAX aparcados
Boeing 737 MAX que la compañía no puede entregar - Mike Siegel/The Seattle Times

Por mucho que Boeing seguía insistiendo en que estaba segura de que la Autoridad Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) iba a volver a certificar el 737 MAX para el vuelo antes de que terminara 2019 el nuevo presidente de la agencia acaba de echar un jarro de agua fría sobre sus pretensiones.

En unas declaraciones a la CNBC Steve Dickson dijo que aún quedan como diez u once hitos que deben ser verificados y que si echas las cuentas eso quiere decir claramente que la recertificación del MAX va a quedar para 2020.

De hecho en unas declaraciones ante un comité de de la Cámara de representantes Dickson decía que «No voy a dar el visto bueno a este avión hasta que todas las revisiones técnicas de la FAA estén completas, lo vuele yo mismo usando mi experiencia como piloto de la Fuerza Aérea y comercial, y esté convencido de que pondría a mi propia familia en él sin pensarlo dos veces.»

Pero además ya no es sólo que la FAA autorice la vuelta al vuelo del avión: una vez hecho eso queda el asunto de aplicar los cambios pertinentes a los aviones ya fabricados y el de actualizar la formación de los pilotos. Así que, aún siendo medianamente optimistas, aerolíneas como American o Southwest ya no cuentan con poder volver a utilizar sus MAX al menos hasta marzo, un año después de que se les prohibiera volar.

Conviene quizás recordar que todos los Boeing 737 MAX del mundo están en tierra desde marzo de 2019 después de que un ejemplar de Lion Air y pocos meses más tarde otro de Ethiopian Airlines se estrellaran sin supervivientes.

Los cambios a aplicar están fundamentalmente en el MCAS, un sistema diseñado para mantener bajo control la tendencia del MAX a encabritarse demasiado en ciertas condiciones de vuelo. Un sistema cuya existencia, hay que recordar, había sido ocultada a los pilotos. Un sistema, también hay que recordar, que puede fallar si recibe datos erróneos de tan sólo uno de los medidores de ángulo de ataque del avión.

Esquema del funcionamiento del MCAS - The Air Current
Esquema del funcionamiento del MCAS - The Air Current

Las modificaciones del MCAS y los cambios en la formación de los pilotos tienen como objetivo asegurarse de que el MCAS no se activa de forma errónea y de que, en caso de que lo haga, las tripulaciones saben como reaccionar y tienen la autoridad suficiente sobre el avión para recuperar el control.

Otro asunto espinoso en la vuelta al servicio del MAX está en si, como era costumbre hasta ahora, el resto de las autoridades competentes del mundo aceptarán el veredicto de la FAA o si bien preferirán hacer sus propias comprobaciones. Y a la luz de ciertas decisiones de Boeing y la FAA sobre ese avión todo parece indicar que no la aceptarán.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Zeno’s Paradox: Unraveling the Ancient Mystery Behind the Science of Space and Time

EUR 10,03 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


La Información

EUR 23,65 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección