Por @Wicho — 26 de Mayo de 2021

Una de las cosas a las que las aerolíneas no dejan de darle vueltas es a la del embarque. Cuanto más rápido se pueda hacer más posibilidades de que el vuelo salga en hora. También le interesa a los aeropuertos, pues así la puerta de embarque queda libre antes. Así que se han probado quién sabe ya cuaántas formas de embarcar. Una de las más recientes es la del embarque por olas de Pacer.

Como una ola
Mi turno de embarcar
Llegó a mi vida
Como una ola

– Un fan de Rocío Jurado
en un aeropuerto cualquiera

Unos proyectores situados en el techo van dibujando en el suelo unas zonas coloreadas con un número de fila en las que deben colocarse las personas con asientos en esa fila. Esas zonas se van moviendo poco a poco hacia la puerta según van entrando quienes van delante. Las zonas nunca son de filas contiguas sino que hay dos o tres filas de diferencia entre zonas. Esto asegura que hay espacio dentro del avión entre dos grupos de personas que embarcan seguidas, pues por lo visto se pierde más tiempo a la hora de colocar el equipaje en los maleteros que al sentarse. Una ventaja extra muy de agradecer en estos tiempos es que ajustando el tamaño de cada una de las zonas coloreadas se puede ajustar también la distancia social.

Embarque por olas - Pacer/Azul
Embarque por olas - Pacer/Azul

El sistema se completa unos monitores van indicando cuales son las filas siguientes que van a aparecer en la «cinta», con lo que todo el mundo sabe cuándo se tiene que levantar.

La aerolínea brasileña Azul lo está probando desde finales de 2020. Pero por ahora no sabemos de ninguna otra que lo esté usando. A ver cómo les va. Pacer dice que con su sistema se puede ahorrar del 60% de tiempo. O al menos esa es la teoría, que ya sabemos que a la hora de embarcar la gente no siempre actúa de forma precisamente racional.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD