Por @Wicho — 27 de Marzo de 2022

Hace unas horas los equipos de rescate han recuperado la segunda de las cajas negras del Boeing 737 de China Eastern Airlines accidentado el pasado día 21 mientras volaba Kumming a Guangzhou en el vuelo 5735 de la aerolínea. Dado que el pasado miércoles se había recuperado el grabador de voz de la cabina (CVR, Cockpit Voice Recorder) la caja negra recién encontrada tiene que ser el grabador de datos de vuelo (FDR, Flight Data Recorder).

Por las fotos y la información que llega de los medios chinos la parte de la caja negra que protege la unidad de grabación de datos propiamente dicha parece bastante intacta, así que es de esperar que se puedan leer sin mayores problemas. Y es que en el estado en el que quedó el avión tras el impacto va a ser complicado que la inspección física de los restos aporte muchos datos.

Las autoridades chinas reconocían ayer mismo que no había supervivientes del accidente. Pero es que con la velocidad y el ángulo con los que el avión impactó contra el suelo, al menos a tenor de lo que se ve en los datos ADS-B disponibles vía FlightRadar y en algunos vídeos, era imposible que hubiera sobrevivido nadie.

Toca ahora esperar el análisis de los datos del FDR y del CVR para intentar esclarecer las causas del accidente, aunque es imposible saber cuánto tardaremos en saberlo. Por ahora todo lo que se diga sobre las causas del accidente son especulaciones.

Y, una vez más, insistir en que el avión accidentado es un Boeing 737 NG; es de generación anterior a la del 737 MAX. Así que es imposible que el MCAS, el sistema causante de los accidentes de los vuelos 610 de Lion Air y 302 de Ethiopian Airlines, haya tenido nada que ver porque es propio de los MAX; los NG no lo montan. Además el MAX aún no puede volar en China.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo