Por Economía Digital — 15 de Noviembre de 2018

Según una investigación de HP el 73% de los denominados «cartuchos compatibles» o «alternativos» fallan nada más sacarlos de la caja o durante su uso. Y es que la sabiduría popular ya lo dice: «lo barato suele salir caro». En este caso también se cumple cuando se tienen en cuenta factores como la pérdida de calidad de impresión y los costes debido a fallos, pérdida de tiempo y la necesidad de acudir al servicio técnico.

HP

Ante la cuestión de si «son realmente más baratos los «cartuchos de tóner compatibles» HP analiza todos estos factores y desmonta algunos mitos, como que «todos son igual de fiables», «no pueden ser malos para las impresoras» o «son más ecológicos».

Al utilizar estos cartuchos quedan menos de páginas impresas «utilizables» lo que aumenta el coste un 50% debido a impresiones, fallos y necesidades extra de mantenimiento. Esto tiene el consiguiente coste económico y medioambiental, frente a la tecnología original que funciona siempre a la primera. Son costes ocultos que al final acaban afectando al bolsillo.

HP

En este aspecto otra investigación de la consultora Four Elements Consulting concluyó que los cartuchos compatibles clonados emplean un 32% más de energía que los cartuchos originales. Además de esto emiten hasta un 130% más de compuestos orgánicos volátiles (COV) de los permitidos y superan en un 53% los límites de estireno, un líquido incoloro que se evapora fácilmente y que puede afectar a la salud cuando se está expuesto a él.

Cartuchos «clones compatibles»
(4) Comportamiento de los cartuchos de tóner «compatibles», según un estudio de WKI / Blue Angel sobre el cumplimiento de la calidad del aire interior, encargado por HP. El estudio probó cuatro marcas de cartuchos de tóner nuevos compatibles que se habían vendido como sustitutos de los cartuchos 280A para las impresoras multifunción HP LaserJet Pro M425dn.

Además, los cartuchos Originales HP LaserJet necesitan un 30% menos de materiales fósiles en su proceso de fabricación respecto a las denominadas marcas blancas. El valor final de impacto medioambiental, medido durante su ciclo de vida como «huella de carbono», llega a ser de hasta un 45% mayor en esos cartuchos compatibles clonados. Según un estudio de Infotrends que realizó el seguimiento del proceso de reciclaje de los cartuchos clonados, la mayoría acababa directamente en vertederos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear