Por Nacho Palou — 23 de Abril de 2018

AS11 40 5850
Fotografía: NASA.

Una bolsa de basura. Contiene desechos humanos y otros restos que debían quedarse en la Luna para controlar el espacio y el peso del módulo lunar antes de su despegue hacia el módulo en órbita que debía traer a los astronautas de vuelta a la Tierra. Y una bolsa de basura es lo que se ve en la primera fotografía que tomo en la Luna Neil Armstrong.

Estas bolsas eran conocidas como jettison bag, jettbag para abreviar:

Debido a que la cabina del módulo lunar era pequeña y los márgenes de peso para volver a la órbita lunar eran muy pequeños se utilizaron bolsas desechables para mantener la cabina libre de basura, como envoltorios de comida, bolsas de orina y equipo que ya no era necesario, incluyendo las hamacas tras el último período de descanso antes de partir. Por lo general se sacaba la basura con cada salida al exterior del módulo (...) En cada misión, excepto en el Apolo 11, se tiró una jettbag adicional al final de la visita a la luna a través de la escotilla, junto con las mochilas de soporte vital.

Y así, entre unas cosas y otras, sólo el Apolo 11 dejó hasta un centenar de objetos allí abandonados según consta en este detallado inventario. Eso además de la bandera, los instrumentos científicos y hasta una de las cámaras Hasselblad.

Se calcula que en total hay más de 170 toneladas de basura en la Luna, cantidad que resulta algo excesiva teniendo en cuenta que el hombre ha estado allí sólo en seis ocasiones. Y en la Luna no hay organismos ni fenómenos meteorológicos que ayuden a hacerla desaparecer.

Vía Fstoopers.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear