Por @Wicho — 13 de Octubre de 2022

El observatorio en el espacio apuntando hacia el Sol con sus instrumentos
Impresión artística del observatorio en órbita

Un cohete Larga Marcha 2D ponía en órbita hace unos días el observatorio solar espacial chino ASO-S, también conocido como Kuafu-1. ASOS-S viene de Advanced Space-based Observatory - Solar, Observatorio solar espacial avanzado; Kuafu, por su parte es un gigante de la mitología china que pretendía atrapar y domesticar al Sol.

ASO-S no aspira a tanto; su objetivo es obtener información acerca de cómo el campo magnético del Sol crea eyecciones de masa coronal y fulguraciones. Los datos que obtenga estarán a disposición de la comunidad científica internacional. Para ello monta tres instrumentos:

  • El Full-disk solar vector MagnetoGraph (FMG, Magnetógrafo de disco completo)
  • El Lyman-alpha Solar Telescope (LST, Telescopio solar Lyman-alfa), y
  • El Hard X-ray Imager (HXI, Cámara de rayos X duros)

El observatorio estará en órbita alrededor de la Tierra a una altitud de 720 kilómetros. Es una órbita diseñada de tal modo que sus instrumentos pueden estar mirando al Sol todo el rato. Está previsto que esté activo al menos 4 años, lo que le permitirá cubrir el pico de actividad del actual ciclo solar, que se prevé que ocurra entre 2024 y 2025.

Se une a CHASE/Xihe, el primer observatorio solar espacial chino. Y también a otros observatorios como SOHO y SDO y sondas como la Parker Solar Probe o la Solar Orbiter, por citar algunas de las misiones que tenemos observando nuestra estrella, se espera que ayuden a mejorar las predicciones de la meteorología espacial.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


AIMC 2022

Encuesta AIMC a usuarios de Internet