Por @Wicho — 11 de Septiembre de 2018

Bueno, más o menos, porque lo que le dejan ver y tocar son una reproducción a escala real de una Crew Dragon, la cápsula tripulada de SpaceX, el simulador en el que los futuros tripulantes se entrenan para manejarla, y el simulador en el que ensayan como entrar y salir de ella. Pero aún así da bastante envidia.

Algunos detalles que comenta Tim a lo largo del vídeo:

  • La Crew Dragon apenas tiene botones, algo que ya comentamos cuando le echó un ojo a la Starliner de Boeing. Unos 40 botones y tres pantallas táctiles frente a las decenas de botones de la cápsula de Boeing, cuyas pantallas no son táctiles.
  • Al Crew Dragon es capaz de volar de forma autónoma hasta su destino, pero sus tripulantes se entrenan por si tuvieran que tomar el control manual.
  • También se entrenan, como es lógico, para saber interpretar qué les están contando las pantallas en cada momento y para poder acceder a la información que puedan querer ver.
  • Los simuladores están configurados con cuatro asientos y espacio para tres palés de carga debajo de ellos, que será la configuración en la que vuelen inicialmente a la Estación Espacial Internacional. Pero se pueden montar más asientos en el sitio que ahora está reservado para la carga.
  • Al parecer, y esto es la primera vez que lo oigo, SpaceX no planea reutilizar las Crew Dragon en misiones tripuladas sino que tras una misión las reconvertirá en Dragon de carga.

Como dice Tim, cada vez falta menos para que veamos las Crew Dragon y las Starliner en su elemento. Se avecinan tiempos interesantes para los espaciotrastornados.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear