Por @Wicho — 1 de Octubre de 2022

Más de un año después de un primer intento fallido, y tras varias semanas extra de retraso por problemas técnicos, con la meteorología, y por disponibilidad de la plataforma de lanzamiento, Firefly ha lanzado esta mañana su segundo cohete Alpha. Que en esta ocasión ha entrado en órbita sin problemas.

Su órbita inicial era de 180×300 kilómetros, pero tras un encendido extra del motor de la segunda etapa para circularizar la órbita a 300 kilómetros, sus siete cargas útiles quedaban en órbita. Se trata de los CubeSat Serenity y TechEdSat-15 y los PocketQube FossaSat 1b, GENESIS G y J, y Qubik 3 y 4.

El cohete en la plataforma de lanzamiento durante los preparativos para el vuelo; se lo ve desde un punto de vista bajo a contraluz con unas nubes y el Sol justo detrás
El segundo Alpha durante las pruebas previas al lanzamiento – Firefly Space

Alpha es un cohete de dos etapas de combustible líquido –keroseno y oxígeno líquido– con una altura de 29 metros y un ancho de 1,9. Tiene un peso al lanzamiento de 54.000 kilos. Su capacidad es de 1.000 kilos a órbita baja terrestre y de 630 a órbita sincrónica al Sol.

Si no me fallan las cuentas es el tercer cohete de su categoría en conseguir entrar en órbita al segundo intento tras el Electrón de Rocket Lab y el LauncherOne de Virgin Orbit; ninguno lo ha conseguido a la primera.

En el caso del Alpha el primer lanzamiento falló porque se desconectó un cable en la primera etapa que hizo que uno de los motores se parara. El sistema de guiado intentó compensarlo con los otros tres, pero finalmente perdió el control una vez pasada la barrera del sonido, lo que hizo que desde tierra se activara su sistema de autodestrucción.

La empresa está en Twitter como @Firefly_Space.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo