Por @Wicho — 13 de Septiembre de 2018

Impresión artística de Hayabusa 2 tomando muestras

Uno de los objetivos de la sonda Hayabusa 2 de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) es tomar muestras en tres puntos distintos de la superficie del asteroide Ryugu y traerlas de vuelta a la Tierra.

Pero como es de rigor antes de intentar tomar esas muestras de verdad la JAXA va a realizar varias simulaciones. Y la primera, conocida como Touchdown 1 Rehearsal 1 (Ensayo 1 de la primera toma de contacto) no ha salido precisamente como se esperaba.

La idea era que Hayabusa 2 fuera acercándose de forma autónoma al asteroide –a la distancia de la Tierra a la que está no se puede manejar en tiempo real– hasta una altura de 40 metros, maniobra que empezó el pasado día 10. Pero el día 11, cuando aún se encontraba a unos 600 metros de la superficie de Ryugu, el LIDAR –el altímetro láser– dejó de poder calcular la distancia, con lo que las rutinas de protección abortaron el descenso y pusieron a la sonda de nuevo rumbo a su posición de reposo a 20 km del asteroide.

Desde el control de la misión creen que fue debido a la baja reflectividad de la superficie de Ryugu, con lo que revisarán los ajustes del LIDAR para un próximo intento, aún sin fecha.

La sonda está en perfecto estado; por eso se ensayan las cosas antes de hacerlas de verdad. Pero probablemente esto retrasará al menos en unos días la toma de la primera muestra.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear