Por @Wicho — 9 de Noviembre de 2021

Despliegue del Hubble – NASA
Despliegue del Hubble desde la bodega del Discovery el 25 de abril de 1990– NASA

El 25 de octubre de 2021 los instrumentos del telescopio espacial Hubble entraron en modo seguro –dejaron de funcionar– debido a un problema con la señal de sincronización que necesitan para funcionar de modo coordinado. El 7 de noviembre desde el control de la misión consiguieron volver a poner en marcha la Cámara avanzada para sondeos (Advanced Camera for Surveys, ACS), uno de los tres instrumentos aún en funcionamiento de a bordo, sin que se haya vuelto a perder ningún paquete de sincronización.

Pero el problema es que aún no está claro por qué se perdieron los paquetes que hicieron que los instrumentos entraran en modo seguro. Y sin saberlo es imposible volver a poner en marcha el Hubble. De hecho si sólo se ha activado la ACS es porque es el instrumento que mens problemas va a tener si vuelven a perderse paquetes.

De todos modos todo apunta a que el origen del problema está en la Science Instrument Command and Data Handling Unit (SI C&DH), el módulo que contiene el ordenador de control de los instrumentos y su hardware asociado. En concreto en la Unidad de Control, que es la que genera y envía las señales en cuestión.

El Hubble, como cualquier misión espacial de su categoría, tiene muchos de sus componentes duplicados para ofrecer redundancia frente a fallos de tal forma que si uno falla se puede activar su gemelo. Pero desde julio de 2021 el Hubble está usando la SI C&DH de repuesto por un fallo en la alimentación de la que estaba activa. Así que en este caso, al menos por el momento, ya no hay redundancia que valga. Y no hay ninguna garantía de que se pueda recuperar la unidad que falló en verano.

Science Instrument and Command and Data Handling (SI C&DH) del Hubble – NASA
La SI C&DH que fue instalada en el Hubble durante la última misión de mantenimiento en 2009 – NASA

Aunque queda la posible solución de reprogramar los instrumentos para que no se pongan en modo seguro si detectan la pérdida de un paquete de sincronización. Pero habrá que hacer pruebas para ver cuántos pueden perder sin que pase nada. Para ello el equipo de la misión usará simuladores en tierra antes de tomar ninguna decisión.

De todos modos, como decía al escribir por primera vez de este problema hay que irse haciendo a la idea de que más bien temprano que tarde habrá que despedirse del Hubble; 31 años y medio en órbita, aún a pesar de las misiones de mantenimiento que lo han visitado, tienen su coste.

El Hubble, un proyecto de la NASA y la Agencia Espacial Europea, está en Twitter como @HubbleTelescope.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

Cifitec: Futuros posibles, Vol. 1

Futuros posibles, Vol. 1
Relatos de ciencia ficción y tecnología
CIFITEC