Por @Wicho — 29 de Enero de 2019

Les ha costado casi cuatro semanas más de lo previsto pero por fin el sismógrafo de la sonda InSight de la NASA está listo para ser tapado con su cubierta protectora, último paso antes de que pueda empezar a ser calibrado.

El problema es que después de colocarlo en el suelo y nivelarlo era necesario liberar un bucle que hace al cable antes de entrar en el sismógrafo y hacer que las dos placas que hay en sus extremos no se tocaran. Este bucle, conocido como Load Shunt Assembly (LSA) tiene como objetivo disminuir las vibraciones parásitas que puedan llegar al sismógrafo a través del cable. Durante el viaje a Marte las placas estaban unidas mecánicamente, pero después de ser soltadas había que separarlas para que no se toquen y no se puedan transmitir las vibraciones a través del punto de contacto.

El asunto está en que durante las simulaciones en tierra la cosa parecía sencilla: el brazo robot de la sonda sólo tenía que agarrar el «pincho» de un peso que lleva el cable para que toque más firmemente con el suelo –otra medida para reducir vibraciones fantasma– y tirar de él para separar las placas. Pero un intento tras otro no acababan de conseguirlo, algo que achacan al distinto comportamiento de los materiales por la baja temperatura reinante en Marte y, sobre todo, por su escasa gravedad, que es imposible de simular a la perfección. Además las cosas hay que hacerlas con cuidado, que Marte no está precisamente ahí al lado para ir a arreglar el asunto.

El «pincho»
El «pincho», más formalmente pinning mass

Pero finalmente la maniobra ha dado los resultados apetecidos después de varios intentos fallidos y de varios tirones suaves una vez que le cogieron el truco al asunto y las placas ya están separadas por dos centímetros en su parte superior y por cinco en la inferior.

En los próximos días será colocada la cubierta sobre el sismógrafo, operación que llevará al menos cuatro días.

InSight, cuyo nombre viene de Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport, en español, Exploración Interior utilizando Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transmisión de Calor, tiene como objetivo primario determinar por primera vez si hay actividad sísmica en Marte, la cantidad de calor que emana de su interior, y estimar el tamaño de su núcleo y si este es líquido o sólido. El objetivo secundario de la misión es estudiar la geofísica, la actividad tectónica, y el impacto de meteoritos en Marte.

La misión está en Twitter como @NASAInSight; SEIS tiene su propia cuenta en @InSight_IPGP. Hay también un simpatico bot que va publicando las fotos que InSight va mandando, @InsightImageBot.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


The Astronaut Wives Club

EUR 5,49

Comprar


Almost Astronauts: 13 Women Who Dared to Dream

EUR 24,29 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección