Por @Wicho — 30 de Octubre de 2018

El equipo de la misión y los espaciotrastornados de todo el mundo respiramos aliviados porque la NASA, tras escuchar las opciones planteadas sobre la posible recuperación de Opportunity, ha decidido que mantendrá al menos hasta enero de 2019 los intentos activos para despertarlo.

Opportunity lleva sin dar señales de vida desde el 10 de junio de 2018 cuando se vio envuelto en una enorme tormenta de polvo que hizo que la atmósfera se volviera tan oscura que durante semanas no hubo manera de que sus paneles solares recibieran la suficiente luz como para cargar las baterías.

El problema es que tras tantas semanas sin poder cargar sus baterías el rover como poco habrá perdido la noción de qué hora es. Así que si aún funciona sus rutinas de emergencia estarán midiendo la luz esperando el momento en el haya suficiente como para cargar sus baterías hasta un nivel que le permita ponerse en contacto con la Tierra, aunque es difícil saber si y a qué hora del día está pasando esto.

Por eso el pasado 11 de septiembre, una vez que la tormenta había pasado y la atmósfera por fin estaba lo suficientemente clara como para que Opportunity recibiera la suficiente cantidad de luz como para poder cargar de nuevo sus baterías la NASA se puso a enviarle comandos para intentar despertarlo y así poder ponerlo de nuevo en servicio.

Pero en los 45 días que inicialmente la NASA asignó para esta campaña de comunicación activa Opportunity no dio señales de vida con lo que había que ver qué hacer.

El equipo de la misión creía que la mejor estrategia era seguir intentando despertarlo porque entre noviembre y diciembre se espera que aumente la fuerza del viento en la atmósfera marciana, lo que podría ayudar a eliminar el polvo que pueda haber quedado depositado sobre los paneles solares del rover y que podría estar impidiéndole cargar las baterías.

Así que eso fue lo que le propuso a la NASA, propuesta que la NASA ha aceptado, por lo que Opportunity y su equipo aún pueden conseguirlo.

No hay que olvidar, de todos modos, que Opportunity estaba diseñado para durar 90 días marcianos y que en el momento de perder el contacto con él llevaba casi 5.200 en funcionamiento, así que despierte o no la misión ha sido un éxito rotundo. Pero lo echaremos de menos si no despierta nunca más.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear