Por @Wicho — 7 de Julio de 2022

CAPSTONE en comunicación con el control de la misión a través de la estación de Madrid de la Red del Espacio Profundo – NASA
CAPSTONE en comunicación con el control de la misión a través de la estación de Madrid de la Red del Espacio Profundo – NASA

Tras un par de días la NASA ha conseguido retomar el contacto con el orbitador lunar CAPSTONE y averiguar el origen del problema.

Durante la puesta en marcha de la nave el equipo de la Deep Space Network (Red de espacio profund) observó que los datos sobre la distancia la que estaba la sonda eran incoherentes. Mientras investigaba esto, el equipo de operaciones de la nave espacial intentó acceder a los datos de diagnóstico de la radio y envió un comando con un formato incorrecto que hizo que la radio quedara inoperativa. El sistema de detección de fallos de la nave espacial debería haber reiniciado inmediatamente la radio, pero no lo hizo debido a un fallo en el software de la nave.

Sin emabrgo el sistema de software de vuelo autónomo de CAPSTONE terminó por detectar y corregir el fallo y devolvió la comunicación a la nave con tierra, lo que permitió al equipo poner en marcha los procedimientos de recuperación y empezar a dar órdenes a la nave de nuevo.

Pero en cualquier caso durante las horas en las que no hubo contacto la nave funcionó correctamente en modo autónomo y mantuvo su orientación para mantener su antena apuntando hacia la Tierra y para que los paneles solares mantuvieran su batería cargada. CAPSTONE también utilizó sus propulsores para realizar una maniobra estándar para descargar el exceso de impulso de sus ruedas de reacción, que son ruedas internas que ayudan a la nave a girar y orientarse.

De hecho cuando se retomó el contacto los datos confirmaron que CAPSTONE estaba justo dónde se esperaba a tenor de los datos recibidos antes de la pérdida de contacto. Así que a lo largo del día de hoy realizará su primera maniobra de corrección de trayectoria, aún con el objetivo de entrar en órbita alrededor de la Luna el próximo 13 de noviembre a pesar del susto.

Impresión artística de CAPSTONE sobrevolando la Luna – NASA
Impresión artística de CAPSTONE sobrevolando la Luna – NASA

CAPSTONE es un CubeSat de 12 unidades y 25 kilos de peso que tiene como objetivo comprobar la viabilidad de la órbita NRHO en la que la NASA y las demás agencias espaciales asociadas quieren colocar en el futuro la estación orbital lunar Gateway. Las siglas vienen de Near-rectilinear halo orbit, Órbita de halo casi rectilínea en español. Es un tipo de órbita que permite sobrevolar la Luna de polo a polo mientras que siempre hay contacto con la Tierra. Además, como una nave en esa orbita nunca queda a la sombra de la Tierra y mantiene una distancia bastante constante al Sol es también muy interesante de cara a la generación de electricidad y al control de temperatura.

La órbita ha sido calculada sobre el papel en numerosas ocasiones, así que no debería dar problemas. Pero ya se sabe aquello de que aunque en teoría la teoría y la práctica son iguales, en la práctica nunca lo son. Así que mejor probar con una misión que cueste pocos millones de dólares antes de empezar a enviar módulos de la estación Gateway que costarán cientos sino miles de millones de dólares.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo