Por @Wicho — 10 de Junio de 2020

Prueba de extensión de la torre del James Webb – Northrop Grumman
Prueba de extensión de la torre del James Webb – Northrop Grumman

Falta todavía un anuncio oficial pero Thomas Zurbuchen, el director de los programas científicos de la NASA acaba de confirmar que el lanzamiento del telescopio espacial James Webb (JWST) sufrirá un nuevo retraso. Según Zurbuchen no hay manera de que esté listo para marzo de 2021, que era la fecha de lanzamiento que se manejaba desde 2018.

Retrasos y sobrecostes del JWSTEn realidad este nuevo retraso no sorprende a aproximadamente ndie. Ya en enero de 2020 la oficina del interventor general de Estados Unidos decía que se temía un nuevo retraso. Y el parón causado por la epidemia de COVID–19 acabó con el poco margen que tenían. Pero es que es ya el enésimo retraso en el lanzamiento de este telescopio.

Zurbuchen dice, de todos modos, que cree que podrán lanzarlo antes de que acabe 2021. Aunque no o asegura porque queda aún mucho que hacer. De hecho aunque hace ya unos días que el personal de Northrop Grumman ha retomado el trabajo en el JWST la situación aún no ha vuelto a la normalidad del todo. Así que a ver.

Hay que recordar que cuando fue propuesto originalmente en 1989 iba a ser lanzado en 2007. Así que si finalmente despega en 2021 lo hará con 14 años de retraso. Por eso algunos dice que en realidad JWST viene de Just Wait Space Telescope, Telescopio Espacial Tú Espera.

Y tampoco hay que olvidar que este nuevo retraso coloca el lanzamiento del JWST aún más cerca de 2022, el año en el que la Agencia Espacial Europea tiene previsto retirar el Ariane 5, el cohete en el que está previsto lanzarlo. Y eso sería un problemón enorme, pues la NASA tendría que pagar un dineral a la ESA para que mantuviera las instalaciones necesarias en servicio o bien aceptar pasar el lanzamiento a un Ariane 6, lo que provocaría nuevos retrasos.

Una buena noticia es que después de la vuelta al trabajo han podido comprobar que la torre del Webb que aloja los segmentos de su espejo principal y sus instrumentos se extiende como debe. Y es que el origami inverso que tendrá que hacer el telescopio después de ser lanzado para ponerse en configuración de funcionamiento da miedito.

Se suele hablar del JWST como sustituto del telescopio espacial Hubble. Pero en realidad el Webb está diseñado para trabajar principalmente en el infrarrojo; de ahí el recubrimiento de oro de sus espejos. En este sentido es más parecido a otro telescopio espacial de la agencia bastante menos conocido, el Spitzer, que el pasado 30 de enero era desconectado para siempre.

Eso sí, el Webb será mucho más sensible que el Spitzer y que cualquiera de los instrumentos del Hubble; su espejo será el más grande jamás puesto en el espacio.

Nos permitirá ver el universo muy lejano y muy antiguo como nunca antes lo habíamos visto y sin duda traerá consigo grandes descubrimientos. Aunque se esté haciendo de rogar.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


The Astronaut Wives Club

EUR 5,49

Comprar


Hidden Figures: The American Dream and the Untold Story of the Black Women Mathematicians Who Helped Win the Space Race

EUR 9,31

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección