Por @Wicho — 11 de Junio de 2020

El Don't Stop Me Now listo para despegar – Rocket Lab
El Don't Stop Me Now listo para despegar – Rocket Lab

Hasta en tres ocasiones arrancó la cuenta atrás para el lanzamiento del Don't Stop Me Now de Rocket Lab. Pero en las tres –la última apenas a 50 segundos del despegue– hubo que parar a causa de vientos demasiado fuertes. En la última fueron vientos en superficie pero a lo largo de los tres intentos fue una combinación de vientos en superficie y en altura.

Y es que pesar de toda la potencia que tienen los cohetes para levantar cosas no tienen tanta para corregir el empuje lateral del viento. Por eso es uno de los parámetros que se monitorizan antes del despegue y que pueden, como en este caso, conducir a la cancelación de un lanzamiento.

Además como las previsiones no son muy buenas en las próximas horas la empresa ha decidido que el próximo intento será el sábado 13 de junio. La ventana de lanzamiento se abre a las 6:43, hora peninsular española, y dura hasta las 8:32. Si el viento vuelve a ponerse pesado hay oportunidades de lanzamiento cada día hasta el 24.

Se podrá seguir a través de Internet desde unos quince minutos antes. O en persona, aunque a una distancia de seguridad razonable, si estás en la península de Mahia en Nueva Zelanda.

Se trata de un lanzamiento compartido en el que la NASA lanza el cubesat Andesite, que a su vez desplegará ocho picosatélites que volando en formación medirán las corrientes eléctricas que entran y salen de la atmósfera. La Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO) lanza tres cacharros pero poco más se sabe de ellos. La Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW), por su parte, lanza el M2 Pathfinder como un demostrador tecnológico para hacer pruebas de desarrollo para el RAAF M2.

Será el segundo lanzamiento de Rocket Lab de 2020; el duodécimo de la carrera de Electrón, que lleva 11 de 12 éxitos, desde su estreno en mayo de 2017.

***

Un detalle curioso del Electrón es que aunque por fuera es casi completamente negro cuando sus etapas están llenas de combustible se deposita sobre ellas escarcha que permite ver a ojo hasta dónde están cargadas. En ese sentido es como si el propio cohete hiciera de su propio medidor de propelentes. Este fenómeno se puede ver en la foto con la que comienza esta anotación. Aunque como referencia incluimos una foto del mismo cohete vacío para poder comparar.

Don't Stop Me Now en la plataforma de lanzamiento - Rocket Lab
Don't Stop Me Now vacío en la plataforma de lanzamiento - Rocket Lab

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Wernher von Braun: entre el águila y la esvástica

EUR 21,75 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Hidden Figures: The American Dream and the Untold Story of the Black Women Mathematicians Who Helped Win the Space Race

EUR 9,31

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección