Por @Alvy — 20 de Junio de 2022

Este curioso invento de Pakésquis es un simulador de TV fabricado con una Raspberry Pi. Hay que verlo para creerlo, y que mejor que un vídeo demostrativo que acaba desmontando el aparato para que se vea que hay ni trampa ni cartón y que todo es una especie de ilusión que utiliza la tecnología más moderna para simular los cacharros más antiguos.

La idea es utilizar el un televisor portátil y viejuno de esos que funcionaban a piñas. Tan antiguo es que los mandos de seleccionar los canales y el volumen son analógicos. No es difícil desmontar la caja para escudriñar en sus tripas (¡ojocuidao con el voltaje!); mientras tenga un conector de vídeo compuesto y una entrada de audio puede servir. La Raspberry Pi 3B+ va montada en el hueco que originalmente ocupaban las pilas; también hay un regulador de 12V a 5V para alimentarla y una pequeña placa Arduino. El resto son unos pocos cables al audio y el vídeo y programación. (Esquemas y código en Github.)

El encendido del televisor «resucitado» comienza con los clásicos «segundos de calentamiento» y acto seguido aparece una película, que en vez de estar sintonizada es en realidad una película MPEG que está en la carpeta /Movies/ de la tarjeta microSD de la Pi, donde se pueden añadir varias. Hay un ruido blanco bastante realista al cambiar de canales antes de mostrar los diferentes videoclips.

El inventillo tiene espacio para muchas mejoras, porque esta versión básica muestra siempre las mismas películas desde el comienzo, y se podría hacer algo mejor, por ejemplo permitiendo seleccionar por canales temáticos, guardar los puntos de tiempo para continuar con mayor realismo, etcétera. Eso ya a gusto de cada cual.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo