Por @Alvy — 7 de Marzo de 2019

La tecnología japonesa de Vaakeye es como la del Departamento de Pre‑rimen: detecta los posibles robos y acciones criminales antes de que se cometan los hurtos y robos tan habituales en ciertos comercios.

El vídeo está un tanto dramatizado, pero deja ver clara la idea: un sistema de reconocimiento facial y gestual que obtiene como factores un identificador de la persona, el número de vistas a la tienda, cuánto suele gastar, el tiempo que pasa, su edad, estatura y peso, las acciones concretas que está realizando y el grado de sospecha que recae sobre su persona en cada instante, en forma de aplastante porcentaje.

Las cremas cosméticas del Eroski estarán ahora más seguras y no hará falta llevarse a las clientas «al cuartito de seguridad» porque el sistema detecta con ese porcentaje de sospecha si la persona está «simplemente mirando» los productos de la estantería o si está vigilando a su alrededor para cometer un hurto. Entonces se pueden enviar vigilantes de seguridad para que ceje en su empeño o, si cae en la tentación y el lado del mal, estar esperanzo con las esposas listas a la salida.

Si esto suena un poco inquietante y digno del departamento de Precrimen que imaginó Philip K. Dick en Minority Report es porque un poco lo es. Pero ¡tranquilidad! Quien no vaya a cometer ningún crimen no tiene nada de lo que preocuparse, como se suele decir. El sistema además tiene su lado positivo: sirve a las tiendas como sistema analítico acerca de los clientes y como método de «pago sin tener que pasar por caja». Todo muy práctico.

(Vía Taxi.)

John Anderton - Pre-Crime

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear