Por @Alvy — 7 de Enero de 2021

@RealDonaldTrump

Que al mismísmo Presidente de los Estados Unidos le hayan restringido e incluso suspendido el uso de diversas cuentas redes sociales no es algo que se vea todos los días. Twitter, Facebook, Instagram, YouTube… Todo a raíz de que las usara como instrumentos para difundir información falsa y azuzara e instigara a las masas hasta el punto de que se hayan producido importantes disturbios e incluso víctimas humanas. «Protestas del Capitolio» es el nombre que Wikipedia ha asignado a lo sucedido ayer – a falta de debatir si acaba llamándose «golpe de estado», «insurrección» o «gracieta de un señor con cuernos que pasaba por allí».

Según cuentan en la CNBC y TechCrunch:

  • Twitter marcó como información falsa varios tuits –@RealDonaldTrump acumula ya cientos de ese tipo de avisos– y finalmente bloquearon la cuenta durante 12 horas tras «repetidas y graves violaciones de las políticas de integridad cívica». Además le pidieron borrar dos tuits, uno de ellos con un vídeo, para recuperar el acceso, cosa que al parecer hizo. Algunos otros de sus tuits no se pueden retuitear ni favoritear.
  • Facebook también consideró que había dos tuits especialmente polémicos y peligrosos por «incitación a la violencia» y bloqueó la cuenta durante 24 horas. Esto se extendió a la cuenta de Trump en Instagram, servicio que también es propiedad de Facebook.
  • YouTube también eliminó el mismo vídeo que se grabó después de los incidentes por continuar «difundiendo información falsa sobre el resultado de las elecciones».

Hay que destacar que Trump también tiene acceso a @POTUS, la «cuenta oficial del gobierno» (President Of The United States) donde apenas tuitea pero a veces aparecen filtrados los tuits que son menos polémicos y no están marcados como falsos. También está por ahí la cuenta @FLOTUS de la Primera Dama.

Estaba claro que la relación de Trump con las redes sociales es –o era– altamente tóxica, y que no se puede dar un «altavoz mundial» a alguien que recibe continuamente avisos por sus excesos verbales, día sí, día también. Hay quien opina –me incluyo– que los responsables de Twitter, Facebook y Google han llegado demasiado tarde con medidas casi simbólicas que hubieran merecido ser aplicadas mucho antes y con mayor contundencia. Y todavía está por ver en qué acaba la cosa.

Actualización – Zuckerberg de Facebook anuncia que el bloqueo de la cuenta de Trump será «indefinido, y de al menos dos semanas» debido al «riesgo» de que siga haciendo mal uso de ella.

Más – La Wikipedia en español ha renombrado «Protestas en el Capitolio de 2021» por «Asalto al Capitolio de 2021». En inglés están usando «2021 storming of the Capitol».

Y más – Finalmente le han suspendido la cuenta de forma definitiva, no se pueden leer sus miles de tuits y también han borrado tuits que ha publicado en la cuenta @POTUS. A esto ha seguido el cierre de cuentas de otros colaboradores que ha intentado usar a modo de «cuenta B». A Twitter le han seguido Facebook e Instagram. Además de eso Facebook está borrando cuentas y páginas de colectivo QAnon y Twitter las que se han usado de forma coordinada en las acciones de Trump. La acción parece haberse movido a Parler, una app estilo Twitter pero con «mayor libertad de expresión» donde es difícil que borren cuentas. Google ya ha eliminado esa app de su tienda de aplicaciones y Apple se lo está pensando.

Y más de más – No sólo Google y Apple han retirado Parler de sus tiendas de apps; también Amazon les ha cortado el servicio de alojamiento de modo que ahora mismo y a menos que hagan muchas cabriolas técnicas no va a estar disponible en otro sitio ni se le espera.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD