Por @Alvy — 29 de Agosto de 2022

Hunar Ahmad ha creado este colorido Juego de la vida con partículas, que recuerda mucho al Juego de la vida de Conway, aunque en vez de ser un bitmap en blanco y negro las formas que surgen tienen colores, movimientos más suaves y parecen más «vivas», como si fuera una placa de Petri. Es como una especie de Juego de la vida 2.0 del siglo XXI.

La idea de base es la misma: que de reglas muy sencillas surjan comportamientos muy complejos. En este simulador de vida artificial cada píxel tiene una posición, velocidad y color, pero el mundo es mucho más grande y las interacciones siguen reglas de atracción y repulsión, en una especie de gravedad artificial.

El juego también tiene en cuenta los límites del escenario / pantalla, donde las partículas rebotan. Las fuerzas dependen de los colores (más potentes, menos potentes). Con el tiempo se crean formaciones, unos grupos devoran a otros o surgen de la nada cuando «nacen». Es difícil cómo va a evolucionar una formación determinada aunque examinándolas se pueden ir catalogando como estables, semiestables, móviles y demás.

El código fuente está disponible en Github: Particle Life Simulation. La parte principal del simulador son 100 líneas de código, que no está nada mal; el resto son temas de visualización, interfaz, etcétera. Descargando la página html y tocando los parámetros con un editor se pueden hacer pruebas. Por desgracia no resulta muy cómodo, pero el autor dice que está trabajando en esas ideas.

La inspiración dice que le vino de Clusters, de Jeffrey Ventrella, un micromundo similar en el que de un solo algoritmo surgen también formas de lo más aparentes y divertidas.

Relacionado:


Compartir en Flipboard Tuitear

Desarrolla más rápido con Xojo