Por @Alvy — 13 de Febrero de 2022

Al ver este vídeo de primeras queda claro que las cosas no son como parecen. Es el delicado trabajo de carpintería para fabricar un cajón para botellas de leche grabado mediante la técnica de stop-motion. El resultado es bastante delicioso a la vez que satisfactorio. En esta técnica que se remonta a los orígenes del cine se toman muchas fotografías consecutivas para simular movimiento y efectos visuales.

En otras palabras: en vez de vídeo, Omozoc –su creador– tuvo que alinear ni más ni menos que 2.854 fotografías que fueron tomadas meticulosamente tras realizar todos los movimientos, eliminar el serrín y hacer todo lo posible para buscar la mágica continuidad que las imágenes aparentan.

Al vídeo resultante se le han añadido efectos de sonido, y aunque se echa en falta algo de música habría de acompañamiento lo cierto es que verlo es bastante gozoso de por sí. Aunque luego la carpintería real sea un tanto más complicada y menos limpia, todo hay que decirlo.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

CEV: Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma