Por @Alvy — 7 de Junio de 2022

Parece que Human Controller ha superado el «más difícil todavía» construyendo un Cubo de Rubik que no sólo se resuelve a sí mismo, como pudimos ver hace unos años, sino que además, levita en el aire, flotando grácilmente mientras lo hace. Es digno de aplauso.

En Tom’s Guide cuentan algunos de los secretillos del invento, que comienzan por la complicadísima mecanización de todas las caras del cubo, que incluyen una controladora Arduino y servomotores que giran todas y cada una de las caras. Ahí también están los algoritmos de resolución del cubo, naturalmente.

La segunda complicación es supina: poderosos imanes en el núcleo del cubo que ineractúan con otros que están instalados sobre la mesa que hay debajo. Esto le permite al cubo levitar a unos 2,5 cm de altura, espacio suficiente para que giren las caras. La levitación es muy parecida a la del Levitron, y no tengo my claro si utiliza efecto giroscópico (parece que no) así que… mas difícil todavía.

Si el cubo se mueve un poco en vez de quedarse perfectamente estático es porque es físicamente imposible conseguir el equilibrio perfecto; véase el Teorema de Earnshaw. Aun así, este cubo es más que suficiente para demostrar que el ingenio humano no deja de sorprender.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo