Por @Alvy — 11 de Diciembre de 2019

Este robot llamado NimbRo-OP2 de la Universidad de Bonn que han presentado en un trabajo publicado en el Journal of Humanoid Robotics (IJHR) camina de un lado para otro sin problemas a pesar de que lo empujen e intenten desestabilizarlo. Esto mismo lo habíamos visto en otros robots, pero en un bípedo siempre es algo notable. No sólo ha de mantener el equilibro por sí solo sino además compensar las «interferencias».

Según explican el truco consiste en mantener al robot en constante movimiento dando pequeños pero firmes pasitos sobre el suelo. Esto hace que se pueda amortiguar la energía que cualquier tipo de impacto, siempre que se controle con agilidad. Para que sea algo práctico han intentado reducir al mínimo la cantidad de información de los sensores y de cálculos que el robot ha de hacer antes de impulsarse para el siguiente paso.

Uno de los trucos que han usado es aplicar un modelo matemático parecido al que se usa para mantener el equilibrio en un péndulo invertido, algo que no es fácil pero en lo que los robots pueden llegar a ser auténticos maestros. Aquí el centro de gravedad del robot se comporta como si fuera el extremo libre del péndulo.

(Vía Spectrum.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


JavaScript: The Definitive Guide

EUR 31,20

Comprar


The Facebook Effect: The Inside Story of the Company That Is Connecting the World

EUR 10,05

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección